Google+ Followers

domingo, 17 de enero de 2016

Marco 5


   Como ya os he dicho estuve cuatro días ingresado. Marco se ofreció para venirse a casa a ayudarme mientras me estaba recuperando de aquella intervención, acepte encantado su ofrecimiento.
   Marco fue muy buen enfermero. Durante el tiempo que duró mi recuperación se preocupó de que no me faltara de nada, de que no faltara a ninguna de mis revisiones, sin duda más que mi amigo era mi ángel de la guarda. Marco acabó por quedarse a vivir en casa, tenía problemas con el dueño del piso donde vivía. Acabé por invitarle a que se quedara conmigo, después de todo él se había portado muy bien. Aceptó mi invitación con la condición de repartir gastos.
- De acuerdo - le dije satisfecho de que no se fuera de casa.
   Marco era el único amigo que tenía, debía hacer lo posible porque no volviera a alejarse de mi. Si no hubiera sido por aquella cena que compartió con uno de los médicos que me operó, jamás lo hubiese vuelto a ver, no podía dejar que desapareciera otra vez de mi vida.
   Tres meses después de la operación había conseguido perder diecisiete kilos, el proceso era costoso pero efectivo. Mi mente también estaba en proceso de asimilar que ya no podía comer tanto como antes, cada vez que me sobrepasaba de la cantidad que ahora admitía mi estómago, acababa por arrojarlo todo.
  Tuve que ponerme en tratamiento psicológico, pues aunque sabía que debía seguir unas pautas, la forma incontrolada de comer que tuve durante años me dificultaba controlarme la ansiedad a la hora de alimentarme .
   Marco trabajaba por aquel entonces de reponedor en una conocida cadena de supermercados. Yo continuaba realizando entrevistas, tenía la corazonada de que pronto me llamarían. Mi nuevo aspecto físico estaba consiguiendo que tuviese más confianza en mi, lo que provocaba que las entrevistas fluyeran de manera distinta a las realizadas antes de la intervención.
   La corazonada acabó por no fallarme, pues me llamaron de uno de los hoteles del lugar donde vivíamos. Noté la diferencia de trabajar de camarero en el hotel a cuando trabajé en el restaurante, los veintiocho kilos de menos que ya tenía eran la causa de mi ligereza. Ahora el problema era que mi piel se estaba descolgando debido a la perdida de peso, debía apuntarme a un gimnasio para reafirmarla.
   La convivencia con Marco iba bien, apenas pasaba tiempo en casa, pero los momentos que compartíamos eran muy amenos y entretenidos.

30 comentarios:

  1. como siempre genial. ¿Sólamente tienes hasta el cap 2 en pdf no? esperamos con ganas el resto =)
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. De momento sí. La intención es ir subiéndolos todos.

    ResponderEliminar
  3. No sabía que escribías una historia en tu blog sin duda me voy a leer todas las demás para ver que ha pasado antes y después de este fragmento :) Me ha gustado !! Saludos!

    ResponderEliminar
  4. No he leído el capítulo anterior, pero desde luego que lo haré. Me gusta tú narrativa, anímate a dar un paso mayor. un saludo

    ResponderEliminar
  5. Tendré que leerme la historia completa ☺!
    Esta me ha llamado la atención

    ResponderEliminar
  6. ¡¿Ya esta?! ¡Pero si es muuuuuy cortito! ¡Quiero leer mas!!
    n_n Espero la próxima entrada.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Tengo que ponerme a leer la historia completa.
    Besotes

    www.trendyfriendsblog.com

    ResponderEliminar
  8. Comenzare a leer desde el principio asi que nos estaremos leeyendo Lola
    Pero quedo con las ganas de saber que pasará después y cual sera el resultado de la protagonista!!! :3

    ResponderEliminar
  9. Me encanta, como siempre y como siempre con ganas de leer más! Esperándo el próximo. Besos

    ResponderEliminar
  10. Que pena. Lo leido me ha gustado...pero nose de que iba. Aun asi ya me gustaria narrar como tu...de dieZ

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En google+ tengo puestos los primeros cuatro capítulos.

      Eliminar
  11. Tengo que leerlo desde el inicio! ;)

    ResponderEliminar
  12. Sigo la historia desde el principio y no me esperaba que Marco vivera en su casa, me parecía que pasaba un poco de él, tengo curiosidad de cómo siges la historia
    walkingtopennylane

    ResponderEliminar
  13. Me encanta, sigo los capitulos, aunque pienso que deberías probar con una cuenta en algún lugar especial para que nos caiga cuando subes nuevo cap.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En facebook tengo una página llamada Lolonga donde podrás ver todos los capítulos escritos hasta la fecha

      Eliminar
  14. otro parte de la historia, aunque no es suficiente jajaja a esperar el proximo

    ResponderEliminar
  15. acabo de descubrirte y sin duda que cuando tenga tiempo voy a leer los demás capitulos jejejej. tienes mucha imaginación, creatividad.... tienes una nueva seguidora. un besote enorme

    ResponderEliminar
  16. Jooppss, te confieso que me he sentido desconectada, necesito saber el principio para poder enlazar la historia, por lo poco que aprecio de este fragmento, tienes una narrativa que te transporta, pero claro si quiero saber más tengo que leer los anteriores ^.^

    ResponderEliminar
  17. Tengo que empezar desde el principio porque leo capítulos sueltos y luego me pierdo.

    ResponderEliminar
  18. Me tienes bien enganchada, escribes genial y la verdad es que tengo ganas de leer más capítulos, aquí nos tienes a todas esperando

    ResponderEliminar
  19. Tiene muy buena pinta este fragmento. Habría que empezar la historia desde el principio para coger el hilo. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Me he quedado con ganas de mas... como siempre decirte que me encantan tus capitulos, estoy enganchada :-)
    Un beso.

    ResponderEliminar
  21. Oisss a ver que pasa, me está poniendo de los nervios.
    Claro tantos cambios. Vamos vamos a ver si ya escribes más eh.

    ResponderEliminar
  22. En este capítulo tratas un tema muy real, conozco personas que no se sentían bien con su aspecto y bajar de peso les ha dado más confianza en si mismas.
    Estoy de sorteo en el blog, te espero, besos.

    ResponderEliminar
  23. Creo que has reflejado muy bien cómo se siente una persona que se ve obligada a realizar un cambio tan radical en su aspecto físico, de las ventajas e inconvenientes que ello supone. Esperemos que pronto controle su manera de comer y reafirme de nuevo su piel ;)
    Un abrazo y sigue escribiendo así :3

    ResponderEliminar
  24. Me encanta como todos . Siempre genial . Espero ansiosa para seguir leyendo . Un besazo

    ResponderEliminar
  25. Que buena entrada, dejas con ganas de seguir leyendo mucho más.

    ResponderEliminar
  26. Tu entrada es estupenda, yo quería seguir leyendo más, esperar tu nueva entrada será.

    ResponderEliminar
  27. Tengo que leer la historia completa!! Me ha dejado conganas de saber más, me pondré con los capis anteriores ijij sigue escribiendo así de bien!! =)

    ResponderEliminar