Google+ Followers

domingo, 17 de enero de 2016

Marco 4


   Me tumbaron en la camilla de acero que se encontraba en el centro de aquella sala. Entonces uno de ellos se me acercó, me puso una enorme mascarilla que iba conectada a una bombona con algún tipo de gas y comenzó a preguntarme mi nombre, mi edad y no sé cual fue la siguiente pregunta, pues me dormí, ese gas ya había hecho su efecto.
   Después de cinco horas desperté en la habitación de la clínica, me encontraba algo dolorido y desorientado.
   De repente vi que alguien estaba sentado en la silla que allí había, en un principio no le reconocí, su barba me despistó, pero luego me sorprendí mucho al comprobar que era Marco, aunque puede que la anestesia estuviera jugándome una mala pasada.
- ¿ Cómo te encuentras ? - preguntó.
   Pues no, no era efecto de la anestesia, aquella era la voz de Marco.
- Algo dolorido y confuso, ¿ tú que haces aquí, como sabías... ?
- El cómo me enteré es igual, lo importante es que estoy aquí, pensé que en un momento así te gustaría tener cerca a alguien conocido.
- La verdad es que sí, me alegra mucho verte, pero, ¿ dónde has estado todo éste tiempo ?, ¿ porque no contestabas a mis llamadas ?
- He estado ocupado arreglando unos asuntos que tenía pendientes. Ya me contarás tú que has hecho en éste tiempo. ¿ Conseguiste trabajo ?
- No, difícil que alguien con mi aspecto consiga trabajo, esa ha sido una de las razones más importantes para decidirme a realizar la operación.
- Pues conseguiste trabajo en el restaurante.
- Ya, pero es que Manolo le debía un favor a mi padre.
    Esa noche Marco y yo estuvimos hablando largo y tendido, sí, se quedó a dormir conmigo, esa y las tres noches restantes. Hablamos más de mi que de él, esa noche acabé por entender que Marco era bastante reservado en cuanto a su vida privada.
- Todavía no me has dicho como supiste lo de mi operación.
- Casualidades de la vida. Resulta que uno de los médicos que te ha operado es el marido de la prima de un buen amigo. La semana pasada comimos juntos y hablando de todo un poco salió el tema del trabajo. Comentó que el era cirujano y estaba especializado en cirugía bariátrica. Nos contó que hoy tenía que hacer una operación a un chico que por su peso tenía problemas de movilidad y por lo tanto bastantes dificultades en su día a día. Le comenté que no hacia mucho estuve trabajando con un chico de las mismas características y hablando, hablando llegamos a la conclusión de que hablábamos de la misma persona y poco más hay que contar

   

18 comentarios:

  1. Me gustaría saber escribir tan bien como tu. Me ha encantado. Besos

    ResponderEliminar
  2. Una vez más, me ha encantado!!!! Gracias por compartirlo. Besos

    ResponderEliminar
  3. Siempre está bien despertarse de la anestesia y tener a alguien conocido al lado.

    ResponderEliminar
  4. a mi también me gustaría saber escribir así. Muy bonito!

    ResponderEliminar
  5. Que enganchadas nos tienes!! jejej un beso guapetona

    ResponderEliminar
  6. Qué buenas pueden llegar a ser las casualidades de la vida ;) Sigue así, un besito!

    ResponderEliminar
  7. Las casualidades! Escribes muy bien. Talentazo!
    Un beso y te sigo desde ya!

    ResponderEliminar
  8. Eso es talento y lo demás tonterías, creo que esta muy bien, solo me han anestesiado una vez en mi vida y me gusto ver a mi pareja a mi lado ;)

    ResponderEliminar
  9. Está claro que el mundo es un pañuelo y que cuando perdemos el contacto con alguien podemos retomarlo de la manera menos pensada.

    ResponderEliminar
  10. Me encantan todos los escritores que te mantienen siempre enganchado a la espera de más.
    Me gusta tu forma de redactar/narrar. Inspiras confianza y ganas de seguir leyéndote. Sigue así. Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Es bueno levantarse de una anestesia y ver a alguien de confianza al lado. Por experencia odio esa sensación que te ponen la mascarilla y hala sueño. Luego lo ves todo muy confuso. Que mal rato se pasa hasta que vuelves a la realidad.

    ResponderEliminar
  12. Una retaila muy convincente, tienes un buen argumento.

    ResponderEliminar
  13. Que post mas hermoso me ha gustado mucho como lo has relatado.

    ResponderEliminar
  14. ¡Gracias por la continuación!
    Cada vez se va desarrollando más y eso me gusta.
    Vamos a ver porque otra razón Marco estaba allí. :)

    ResponderEliminar
  15. Hola!
    Me gusta el texto, muy fluido
    Y que curioso como se entera de la operación, si es que el mundo es muy pequeño jeje
    Un besazo

    ResponderEliminar