Google+ Followers

martes, 7 de marzo de 2017

Marco 42

  
   Llegó el día esperado y como ya sabéis debía ir a entregar los papeles del alta médica a mi trabajo. Muy amablemente el maître me pregunto por mis avances y mi recuperación, al tiempo que me daba el cuadrante de los horarios que debía realizar la siguiente semana, lo que quería decir que me faltaban dos días para comenzar, pues estábamos a viernes.
  Tenía una sensación agridulce, por una parte estaba muy contento por volver a trabajar, me gustaba mi trabajo, el estar activo físicamente me agradaba bastante y el trato con la gente no me gustaba menos, pero ahora que había encontrado a Marco me hubiera gustado pasar más tiempo con él. Bueno aprovecharíamos al máximo todo el tiempo libre que tuviéramos en común.
   A las 18:00 , tenía esa hora grabada en mi cabeza. Mil preguntas tenía que hacerle. Mil respuestas debía darme. Aunque sinceramente solo necesitaba saber porqué, porqué no se había comunicado antes conmigo y me había hecho pasar aquella pesadilla. Nos queríamos. Yo le quería, él me quería.
   Caminaba hacía la comisaría, quería hablar con el joven agente para que me informará si había alguna novedad, quería saber si ellos eran conocedores de que Marco estaba en la ciudad, para así poder informarle a Marco. ¿ Quién sería, quién tenía tanto empeño en hacerle esa mala pasada a Marco ? En hacer creer a todo el mundo que era una persona completamente distinta a quien era realmente. Poco me quedaba ya para recibir respuestas.
   Entrando en comisaría me encontraba cuando recibí un sms; " Acuerdate que a las 18:00 tenemos una cita. Calle Mirador 15 4° H "
   Uffff, ni me había dado cuenta de que no me había dicho el lugar donde nos veríamos.
   En comisaría no me aclararon nada nuevo. Lo que sí que el agente volvió a recalcarme es que si sabía algo debía comunicárselo, pues si no estaría cometiendo un delito. Yo volví a negar la mayor.
   Toque la puerta a las 18:00 en punto. Me encontraba muy nervioso. Marco abrió la puerta y tiró de mi hacia dentro. Mi primera reacción fue besarle, y eso fue lo que hice. Sin embargo noté como él no quería continuar con aquel beso. ¿ Habría conocido a alguien durante el tiempo transcurrido ?
- Siéntate, ¿ quieres tomar algo ? - me preguntó.
- Lo que quiero es que me cuentes, que me expliques el porqué.
- Cariño....
Ufff la piel se me acababa de erizar por completo, ni recordaba cuando fue la última vez que me llamaba cariño teniéndole frente a mi. Además estaba guapísimo, tuve que luchar para contenerme y no yacer allí mismo junto a él, estaba tan necesitado de él.
- ....No sabes cuanto siento el no haber podido estar contigo durante la operación, ni el estar junto a ti cuando despertaste de ella. Como la primera vez que entraste en quirófano. ¿ Lo recuerdas ?
- Claro que lo recuerdo - le contesté sin poder borrar la sonrisa de mi cara, sin poder dejar de contemplar su belleza y asiéndole las manos con fuerza para que no volviera a irse, para que no volviera a dejarme abandonado y roto de dolor.

  

No hay comentarios:

Publicar un comentario